Tarta de la casa Beko

Ingredientes

800 g de manzana golden
1 vaina de vainilla
1 cucharada de agua
30 g de mantequilla

Para la base:
250 g de mantequilla blanda
310 g de azúcar
20 g de azúcar avainillada
1 pizca de sal
1 huevo
1 yema de huevo
370 g de harina
1 sobre de levadura en polvo
1 pizca de ron

Además:
1 yema de huevo

Preparación

Cortar la vaina de vainilla por la mitad y sacar el interior con un cuchillo o puntilla para extraer los granos.
Trocear las manzanas en pedazos de 1 x 1 cm. y colocarlas en una cazuela baja junto con los 75 g de agua y los granos de vainilla.
Tapar con papel sulfurizado con un agujero en el medio y cocer 15 minutos aproximadamente hasta que estén cocidas al dente, pero sin que se lleguen a romper y sobre todo que no se peguen al fondo de la cazuela.
Retirar del fuego, añadirle la mantequilla y triturar.
Mezclar bien y reservar.

Para la base:
Mezclar la mantequilla con el azúcar normal, azúcar avainillada y la sal.
Añadir 1 huevo y una yema, mezclar bien.
Tamizar la harina junto con la levadura y agregar a la mezcla anterior.
Verter el ron y mezclar bien hasta formar una mezcla homogénea.
Dividir la masa en dos, taparlas con papel film y dejar reposar 12 horas en la cámara (o hasta que esté súper fría y dura)
Transcurrido este tiempo, dividir la masa en dos bolas iguales y estirarlas sobre un papel sulfurizado con la ayuda de un rodillo de pastelero hasta obtener unos discos de 0,5 cm de grosor apróximadamente. Meter 2 horas en el frigorífico (o hasta que esté bien frío para poder manipularlo sin que se rompa)
Meter uno de los discos en un molde de 18-20 cm de diámetro y 5 cm de altura.
Verter 250 g de la crema de manzana y vainilla y cubrir con el otro disco.
Cerrar por todos los laterales presionando con el dedo.
Marcar toda la parte de arriba con un tenedor y pintar con la ayuda de un pincel con la yema sobrante.
Hornear a 170ºc durante 30 minutos.
Dejar enfriar sobre una rejilla.