Pechugas de pavo con cogollos y queso

Ingredientes

Ingredientes para 4 personas:

Para las pechugas:
50 g de queso Cabrales o similar (queso azul)
12 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharada pequeña de ajo picado
6 cucharadas soperas de vinagre de sidra

8 cogollos de lechuga frescos

4 escalopes de pechuga de pavo de 175 g cada uno
Aceite de oliva virgen extra
100 g de cebolla muy picada
2 cucharadas soperas de vinagre de sidra

Sal

Preparación

En primer lugar confeccionamos la vinagreta para aliñar los cogollos. Para ello,  introducimos en el vaso de una batidora el queso, el aceite de oliva virgen, el ajo, el vinagre y la sal, accionando la máxima potencia, de manera que el resultado sea una vinagreta cremosa y ligada. La reservamos.

Limpiamos los cogollos eliminando la base leñosa y las hojas exteriores. Cortarlos en cuartos y deshojarlos, introduciéndolos en abundante agua adicionada de unas gotas de vinagre o de lejía. Una vez limpios, escurrirlos y secarlos concienzudamente. Rociar los cogollos deshojados con la vinagreta de queso y dejar unos minutos que se empapen perfectamente y queden así listos para acompañar a las pechugas como guarnición.

 

Acabado y presentación: 

Sazonamos las pechugas por sus dos caras. Ponemos a fuego fuerte una sartén con unas gotas de aceite de oliva virgen. Hacemos las pechugas, vuelta y vuelta, bien tostadas. Dependiendo del grosor, estarán más o menos tiempo pero serán necesarios al menos 2 minuto por cada lado. Cuando están doradas, añadimos las cebollas y lo dejamos todo al fuego durante 2 minutos, dejando que se empapen de los jugos soltados por la carne.

Añadimos el vinagre, una pizca de sal más y pasado un minuto más, las retiramos del fuego. Acompañarlas con la ensalada de cogollos elaborada anteriormente.