MERLUZA CON PISTO

Ingredientes

4 lomos de merluza de unos 220 g cada uno
1 pimiento rojo grande
1 berenjena
1 calabacín
1 cebolleta
3 dientes de ajo
10 cucharadas de salsa de tomate
Medio vaso de vino blanco
1 pizca de aceite de oliva
Sal

Preparación

Elaboración

Lavamos el pimiento y le retiramos el pedúnculo y las semillas. Lavamos la berenjena y le retiramos el extremo duro y verde. Lavamos el calabacín, pelamos la cebolleta y los dientes de ajo.

Con ayuda de un cuchillo bien afilado, picamos primero en pedazos menudos la cebolleta y los ajos, añadiéndolos a una cazuela puesta a fuego medio con unas gotas de aceite de oliva.

Picamos en dados hermosos el resto de las verduras, el pimiento, la berenjena y el calabacín con su propia piel.

Damos unas vueltas a la cebolla y al ajo y las tenemos unos 20 minutos hasta que queden translúcidas, momento en el que añadimos todas las verduras en dados, subiendo el fuego ligeramente. Tapamos y dejamos que se haga el pisto a fuego controlado para que no se agarre, por espacio de unos 40 minutos.

Destapamos, añadimos el vino blanco y dejamos que se evapore, esta vez sin la tapa. Una vez evaporado el alcohol, añadimos la salsa de tomate y dejamos que la salsa estofe ligeramente unos 10 minutos más. Si vemos que se seca demasiado, añadimos una pizca de agua.

Con un poco de maña y un cuchillo, podemos deshuesar los centros de merluza si los compramos con espina, retirándolas. Conviene sazonar los lomos de merluza un buen rato antes, para que se impregnen bien.

Bajamos la intensidad del fuego del pisto al mínimo y en cuanto el hervor sea imperceptible, deslizamos los lomos de pescado en la salsa, cubriéndolos perfectamente y dejando que se cocinen allá durante unos 10 minutos, dependiendo del grosor del pescado.

Es muy importante que el fuego sea mínimo, para que no se seque ni se rompan las piezas. Si antes de introducir el pescado vemos que la salsa está demasiado gruesa, aligeramos con agua.