Flan casero de yemas

Ingredientes

(Para 4 personas)

Para el flan
6 yemas
3 huevos enteros
150 g de azúcar

½ l de leche
125 g de nata líquida

100 g de azúcar para
caramelizar los moldes

Preparación

Para el flan

Mezclaremos, por un lado, las yemas, los huevos enteros y el azúcar.

Por otro, herviremos la leche junto con la nata y mezclaremos ambas preparaciones.

Pondremos a fuego lento los 100 g de azúcar, hasta que se nos haga un caramelo dorado que repartiremos en el fondo de 8 flaneras, que tendremos preparadas.

Llenaremos estos moldes en sus ¾ partes con la crema obtenida y los mantendremos  al “baño María” en una bandeja alta cuya base se habrá recubierto con un papel de aluminio  doblado para evitar que el fondo de los moldes entre en contacto directo con el recipiente caliente.

 

 Acabado y presentación

Hornearemos los flanes por espacio de 20-25 minutos a 150º C, hasta que se vea que el flan ha cuajado, y que el interior permanece tembloroso.

Los dejaremos enfriar en el mismo  “baño María”, fuera del horno y  los conservaremos los flanes en la nevera hasta la hora de servirlos;  los mantendremos tapados para que no cojan olores extraños.

Si no nos gusta frío, el flan recién hecho, a temperatura ambiente, tiene un sabor y una textura increíbles; ocurre lo mismo con otros postres lácteos como la cuajada, el arroz con leche o las natillas.

Al servirlos tendremos  la precaución de pasarles por  el contorno interior, la punta de un cuchillo bien afilado, para que se puedan desmoldar fácilmente; hay también en el mercado unas excelentes flaneras cerámicas con las que no es necesario desmoldar el cuajado. Una vez hechos los podremos servir en el mismo recipiente.

Una forma de disfrutar del flan que a mí me gusta mucho es acompañarlo de helado muy blando, que se consigue, con ayuda de una cuchara amasando rápidamente una buena porción (que incluso podemos ablandar introduciéndolo en el microondas unos segundos) hasta conseguir una textura derretida pero muy cremosa, sobre la cual podemos acomodar nuestros flanes recién hechos.