Ensalada de queso y nueces

Ingredientes

(Para 4 personas)

Para la ensalada:
2 lechugas
1 escarola

Para la vinagreta:
2 cucharaditas pequeñas de mostaza
4 cucharadas soperas de vinagre
6 cucharadas soperas de nata líquida
12 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
Sal

140 g de nueces peladas
200 g de queso suave en láminas finas
2 cucharadas soperas de perejil picado
150 g de jamón ibérico o serrano cortado en láminas finas

Preparación

De la ensalada:

Primero empezamos deshojando las lechugas y la escarola. Eliminamos las hojas exteriores más verdes y estropeadas, dejando para la ensalada las del cogollo interior, más tiernas, sabrosas y crocantes. Estas hojas exteriores retiradas, bien limpias, nos pueden servir para hacer por ejemplo una crema de verduras.

Este tipo de verdura se limpia en abundante agua fría adicionada de unas gotas de vinagre o de lejía. Las removemos bien con las manos, las escurrimos y les damos un lavado último en agua fría normal. Las escurrimos y a poder ser las centrifugamos o las secamos delicadamente con un trapo, sin lastimarlas.

En un bol con ayuda de una varilla metálica, mezclamos la mostaza, el vinagre y un poco de sal. Añadimos la nata y el aceite de oliva en fino cordón, sin dejar de batir.

Acabado y presentación:

Mezclamos en una ensaladera la lechuga, la escarola, las nueces, el queso y el perejil picado. Rociamos con la vinagreta delicadamente, removiendo con mucho cuidado, de forma que el conjunto quede bien empapado. Espolvoreamos con el jamón por la superficie y comemos antes de que la ensalada se marchite.

También podemos hacer la mezcla y aliñarla con la vinagreta en el último momento, unos segundos antes de comerla.