Cerdo asado para el día de Reyes

Ingredientes

8 dientes de ajo pelados
2 ramas de romero
8 clavos de olor
12 granos de pimienta negra
1 cabezada de cerdo deshuesada y atada de 2 kg.
1 bolsa de plástico alimentario en la que quepa el lomo cómodamente
Huesos de espinazo o costilla de cerdo en pedazos menudos
200 ml. de sidra

Para el adobo,
1 chorrazo de kétchup
1 chorrazo de salsa de soja
2 soperas de mostaza
1 sopera de pimentón picante
1 chorrazo de vinagre de Jerez
1 pellizco de sal gruesa
1 puñado de tomillo fresco deshojado
1 chorrete de brandy

Además,
0’5 kg. de patatas pequeñas con piel
1 calabaza pequeña tipo “potimarron”, cortada en gajos pelados
Aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta

Preparación

Elaboración

Cortar los dientes de ajo en pequeñas cuñas y deshojar en ramilletes pequeños el romero.

Majar los clavos de olor y las pimientas en el mortero.

Con una puntilla hacer pequeñas incisiones a lo largo y ancho de la cabezada, deslizando en cada incisión una cuña de ajo y un ramillete de romero.

Una vez que la cabezada esté bien mechada, meterlo en una bolsa de plástico alimentario y regarlo con todos los ingredientes del adobo y las especias majadas.

Cerrar la bolsa y masajear la carne para que se pringue bien.

Meterla en la nevera unas 12 h., en la bolsa bien cerrada.

Encender el horno a 180ºc.

Colocar en una bandeja de horno la cabezada con todo su adobo, los huesos, la sidra y meter al horno, regando cada 20 mn.

Pasada 1 h. de asado, voltear el lomo.

Si se seca el fondo de la bandeja, añadir agua para que haga salsa.

En otra bandeja colocar las patatas y los gajos de calabaza untados con aceite de oliva y salpimentados.

Deslizarla en el horno debajo de la bandeja del asado y tenerlas allí 1 h. más junto a la cabezada asándose.

 

Acabado y presentación

Sacar el asado del horno, retirarlo de la bandeja y cubrirlo con papel de aluminio para que repose y los jugos se repartan por el interior.

Colar el jugo de asado de la bandeja a un cazo pequeño y rectificar la sazón.

Colocar el lomo sobre la tabla y trincharlo.

Acompañarlo con las verduras asadas y el jugo de asado.

 

Truco

Una media hora antes de terminar el asado es importante que dejemos de regar la superficie de la carne para que se tueste bien y haga una costra bien apetitosa.