Bollos de mantequilla «Bilbo style»

Ingredientes

Para los bollos suizos:

100 g de azúcar
100 g de mantequilla en pomada
125 ml. de leche a temperatura ambiente
12 g de levadura fresca
3 huevos
500-600 g de harina de fuerza
Una pizca de sal

Además:
1 yema de huevo
Azúcar

Para la crema de mantequilla:
200 g de mantequilla en pomada
3 yemas de huevo
200 g de azúcar
100 ml. de agua

Preparación

Precalentar el horno a 180º C
Para los bollos suizos:
Mezclar la mantequilla y el azúcar.
Desmenuzar la levadura en un poco de leche hasta disolver.
Luego juntar todo: huevos batidos, azúcar con mantequilla, levadura desleída, resto de la leche.
De harina de fuerza se añade en torno a 500 g y si resulta pringoso añadir más poco a poco.
Mezclar la masa hasta conseguir una pasta homogénea, y amasar muy brevemente.
Echar la masa a un bol espolvoreado de harina y cubrir, dejando a temperatura ambiente hasta que doble su volumen, 3 o 4 horas más o menos si el ambiente es cálido.

Amasar la pasta esponjosa resultante hasta conseguir que sea uniforme.
Separarla en trozos de unos 50 g. o a ojo, del tamaño de mandarinas pequeñas.
Bolear bien sobre la palma de una mano.
Dejar que vuelvan a aumentar su volumen durante 1 hora aproximadamente.

Cuando doblen su tamaño, se pincelan con la yema batida, agregar pizca de agua, y se espolvorea azúcar por encima.
Se cuecen en el horno unos 10-12 minutos, hasta que doren.

Dejarlos enfriar sobre una rejilla.

Para la crema de mantequilla:
Preparar un almíbar con el agua, azúcar hasta que esté en punto de hebra floja.
En una batidora, echar el almíbar sobre las yemas batidas en forma de hilillo, batiendo a la vez, como si fuera mahonesa.
Cuando la mezcla esté fría se agrega la mantequilla, batiendo a continuación con varillas hasta que obtengamos una crema espesa en la que la batidora deje surcos.

Cortar los bollos en dos y rellenarlos bien de crema.